CUIDADO BÁSICO DE SUCULENTAS

Ubicación, luz y temperaturas

Las echeverias van a necesitar que las ubiques en un espacio muy iluminado con algún periodo diario de luz solar directa. Decimos “algún periodo” porque si reciben mucho sol directo, sus hojas pueden quemarse.

Nuestra recomendación es que las cultives en una ventana exterior o balcón con cierta protección del sol, del viento y de las lluvias.

Las echeverias son plantas para exterior (aunque pueden ubicarse en interior), por lo que puedes ubicarlas en el jardín, en la terraza o, tal y como te hemos dicho, en un balcón. En la actualidad se usan para cubrir zonas complejas, con poca tierra,

Los riegos

En cuanto al riego de la echeveria, debes saber que lo más recomendable es que la riegues solo cuando la superficie de la tierra esté completamente seca, pues es una planta que no tolera los encharcamientos.

Un exceso de agua puede provocar la pudrición de las raíces, por lo que ten cuidado con esto.

Una forma habitual de regar, dado que la echeveria crece de forma muy compacta ocupando todo el espacio de la maceta, es efectuar riegos por inmersión, es decir, sumergir la maceta algunos minutos en agua para que la tierra consiga absorber lo que necesite.

Como sucede con otras plantas, los riegos deberán aumentar en la época de más calor para luego reducirse en invierno.

Sustrato

El tipo de sustrato dependerá del medio en el que la plantas, es decir, de si la vas a cultivar en maceta o directamente en el jardín. Por ello, debes saber:

  • Maceta: para echeverias en macetas usa sustratos arenosos o, en su defecto, tierra de cultivo universal mezclada con perlita.
  • Jardín: para las plantas del jardín, lo mejor es cultivarlas en tierra que drene bien el riego y el agua de lluvia. Es capaz de sobrevivir en tierras más o menos pobres, pero, lo que nunca tolerará, son los encharcamientos. Lo ideal es usar una mezcla de arena y mantillo de hojas.

Si tienes más dudas contactanos

al whatsapp